A la hora de diseñar la infraestructura informática de una empresa, muchos profesionales tienen dudas sobre qué formato elegir a la hora de adquirir un nuevo servidor. Repasemos 3 de los principales tipos que existen y sus principales diferencias y ventajas.